Hip-hop

Uno de los más importantes movimientos recientes en la música local junto con el punk y el metal, el hip-hop recoge en Chile desde fines de los ’80 los cuatro elementos de esa cultura, entre el verso, la producción musical, la ilustración y el baile. En otras palabras, el rap, el DJ, el graffiti y el breakdance. Varias oleadas se han sucedido en esta historia, desde sus orígenes a fines de los ’80, la nueva escuela de mediados de los ’90 y ramificaciones posteriores entre la combatividad, la elaboración musical o la sensibilidad poética de contemporáneos que limitan con un bullente escenario underground germinado en el nuevo siglo.

Dadalú

La perspicacia de sus rimas, el desprejuicio de sus arreglos y la versatilidad de sus proyectos han convertido a Daniela Saldías en una de las voces femeninas más llamativas del círculo independiente. Conocida principalmente por su trajo como integrante de Colectivo Etéreo, la vocalista ha participado también en proyectos como los de Juliarose, PatSmear y World Music, así como bajista y tecladista del trío Iris. Como solista es Dadalú, y como tal trabaja y presenta sus discos, producciones que dan cuenta de sus muchas inquietudes como autora y su ojo siempre atento a lo que sucede con su generación, su género y el país.

Hordatoj

Corría 1999 cuando Eduardo Herrera comenzó a ganar un prematuro reconocimiento en el underground rapero mientras fogueaba sus rimas en diversos encuentros de hip-hop en Santiago bajo el alter ego de J Dro. Tras varios años de difusión subterránea gracias a demos caseros y la acumulación de un creciente número de seguidores, a partir de 2005 tomó ese pseudónimo, lo dio vuelta y entonces nació Hordatoj, el alias con que este maestro de ceremonias de San Joaquín canalizó sus influencias provenientes del funk, el jazz y el R&B y dejó prensadas en su primer disco solista, Entre lo habitual y lo desconocido (2007), uno de los mejores registros del hip-hop en la segunda mitad de esa década.

Caraslargas

A Caraslargas acudieron una serie de músicos que venían de distintos proyectos, y que tras varios cambios de integrantes, se constituyeron formalmente como banda el año 2013. Con canciones propuestas por el cantante Ariel, y trabajadas colectivamente en su sala de ensayo, fueron armando un repertorio, que el 2015 plasmaron en un primer disco. La singular fórmula de un MC rapero con una banda de rock como soporte es el sello de la banda, que se autodenomina como "hip hop experimental", y que tiene guiños al jazz y el funk en algunas de sus canciones. Sin buscarlo, las letras tienen abiertas críticas a la sociedad y a la política.

La Moral Distraída

Un numeroso colectivo de músicos es La Moral Distraída, banda nacida desde la dimensión del teatro, y que articula en su música sonidos bailables de toda América Latina. Desde la música cubana al candombe uruguayo son parte de las fuentes de este grupo, que suma hip-hop, salsa e incluso reggaeton a su música, con letras que hablan de vida cotidiana, de temas sociales e historias de amor. De un intenso trabajo en vivo, La Moral Distraida nacieron en 2008, luego de que algunos de sus músicos participaran en la obra "El Gran Bang", de la compañía "Aquemarropa". Desde el 2010 comenzaron a editar sus producciones.

MDM

En la segunda mitad de los’90, la céntrica población de San Eugenio cobijó a una escena subterránea de hip-hop que alentada por el éxito mediático de grupos como La Pozze Latina y Makiza en dos épocas, apuntó a emigrar desde los circuitos marginales para transformarse en referentes masivos. Nombres como Léxico y JF2 quedaron tempranamente en el camino, pero el trío MDM fue el único que supo abrazar el éxito comercial e imprimirle a su propuesta un sello distintivo. Fueron ellos los que acuñaron el concepto de “gremlyn style” para definir su música: rimas que sin dejar de abordar los temas de contingencia y la crítica social tienen al humor como uno de sus principales ingredientes.

Liricistas

Surgidos en la Ciudad Satélite de Maipú, el dúo de MCs Liricistas es uno de los nombres mayores del hip hop de la generación post 2000, aquella que creció con las canciones de grupos como Tiro de Gracia o Makiza. Armestyle y Bejamic partieron grabando en forma artesanal en sus casas, hasta que el año 2011, apoyados por TexasEstudio, editaron 4 life, y se establecieron como uno de los grupos más importantes del género, con un trabajo permanente que el 2016 lanzó su cuarto disco, también editado por un sello español. Responsables de una revista y un programa de radio de rap, Liricistas hablan en sus letras de vida cotidiana, de sueños y temáticas sociales. Sus videos en Internet siguen sumando millones de visitas.

Tiro de Gracia

Tiro de Gracia fue el primer grupo que emigró desde la escena marginal del hip-hop chileno para trasformarse en un referente masivo, interesando incluso a un público acostumbrado al pop. El éxito de temas como "El juego verdadero", "Melaza" y "Viaje sin rumbo" le mostró a la industria un nuevo segmento comercial que explotar, dando pie a la contratación a gran escala de bandas como Makiza, Rezonancia y Frecuencia Rebelde; ninguna de las cuales llegó a equiparar su fenómeno. Su álbum Ser hümano!! (1997) es una de las indiscutidas cumbres en la historia local del género.

Cómo Asesinar a Felipes

Rap experimental o rap fusión son términos que los propios músicos de Cómo Asesinar a Felipes incorporaron a su imaginario inmediatamente después de su resonante debut discográfico a mediados de 2008. El álbum se llamó simplemente —aunque nada de simple como concepto estético— Cómo Asesinar a Felipes y ahí reunieron en una misma plataforma la rima y el swing, y la tornamesa y el trío jazzístico.

Ribo

Dos etapas en su carrera ha tenido esta banda viñamarina, que comienza en 2000 a mezclar estilos como el pop rock y el trip-hop con lo que se conoce como nü metal o nuevo metal, la escuela que en los años '90 ganó espacio al fusionar elementos como el rap y las influencias metaleras.

DJ Raff

Por sus muy diversos encargos como productor, DJ Raff se ha convertido en uno de los colaboradores y asesores más importantes del circuito hip-hop chileno, aunque sus grabaciones y presentaciones en vivo han abarcado también otros géneros. Raff (Rafael Pérez) fundó el grupo Frecuencia Rebelde en 1992, e integró por dos años la banda La Pozze Latina. Luego de un tiempo largo de trabajo en sociedad con Solo di Medina, dio su principal paso solista cuando a fines del 2006 presentó su primer álbum. Desde entonces, su trabajo se ha expandido fabulosamente en el extranjero. «Canciones mitad máquina y mitad hombre» es como Raff elige definir sus composiciones.